SI NO PUEDO YO, NO PUEDA NADIE – por Silvia Alberdi

Primer premio certamen microrrelato Ateneo Escurialense

Había una vez cinco gallinas que soñaban con surcar el cielo. Envidiosas, veían al pato, a quien consideraban más torpe que ellas, alzar el vuelo con insolencia, y lo que es peor, posarse horas más tarde contando fascinantes aventuras.

Las gallinas pasaron semanas intentándolo todo; agitaban las plumas, se subían unas encima de las otras, y hasta lograron atravesar el sembrado para aterrizar al otro lado del muro donde pasaron la noche solas y hambrientas.

Aquella tarde, cuando el pato se posó sobre el abrevadero y abrió el pico con tono presumido, las gallinas comenzaron a lanzarle patatas mientras gritaban: ¡Tiro al pato! ¡Tiro al pato!

Quedó el animal tan malherido que tardó meses en moverse y nunca más volvió a relatar hazaña alguna.

Esta es la historia de cinco gallinas que pensaron: “si no puedo yo, no pueda nadie” y de un pato que hubiera estado mejor con el pico cerrado.


Texto e Ilustración: Silvia Alberdi – alberdi.silvia@gmail.com


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *