LOS LIBROS OLVIDADOS: La Voluntad, de Azorín

Azorín

Justina, Puche, Yuste… son personajes de esta obra azoriniana. En el marco de la pequeña localidad de provincias meditan, hablan, deciden, callan… Todas estas meditaciones, palabras, silencios están misteriosamente impulsadas por una Voluntad arcana que perdura a través de los siglos.

Esta Voluntad, de tintes schopenhauarianos, mueve sutilmente sus pequeñas voluntades humanas, las impulsa, las determina; en un “ritornello” incesante se suceden los afanes, los anhelos, las alegrías. Lo que es hoy, fue ayer. ¿Será posible vislumbrar, tras las cambiantes apariencias, tras las aparentes novedades, este hálito eterno que modela sus vidas. Al patentizar este arcano inmutable se consagra esta obra de Azorín y para ello nada mejor que examinar, con nueva mirada, lo efímero. Lo efímero, lo cambiante, nos remite siempre – a través de su inconsistencia, de su esencial precariedad – a lo eterno perdurable que lo fundamenta.

Con ligeras pinceladas, con su peculiar técnica impresionista, casi pictórica, Azorín va persiguiendo el perfil de lo “eterno fatal”:

“ … el día 1 de 1847 los muchachos que colaboran en las obras de la Iglesia Nueva quedan reducidos a tres. El último de los muchachos es llamado “el Mudico”. A “el Mudico” le dan sólo dos reales. El día 7 “el Mudico” no figura ya en las listas. Y yo pienso largamente en este pobre niño despreciado, que durante una semana trae humildemente la ofrenda de sus fuerzas a la gran obra y luego desaparece, acaso muere.”


Autor: Azorín – Editorial: Biblioteca Nueva, 1995

Recomendado por Librería Azorín


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *