EL CORMORÁN GRANDE: Phalacrocorax carbo, y sus amigos. Por Máximo Muñoz Escribano

 

El Atazar

Nuestra sierra presenta un buen número de embalses que en su conjunto constituyen una gran zona húmeda para muchas aves acuáticas. Desde el embalse del Pardo, el más sureño, hasta los de la vertiente norte serrana, podemos contar al menos una decena de grandes laminas de agua entre las que destacan los embalses de Santillana, Valmayor, Navacerrada, Pinilla, o El Atazar.

Seguramente una de las aves más interesantes que pueblan estas zonas húmedas sea el Cormorán Grande, el único de los cormoranes que vive en las aguas del interior peninsular, pues el resto de las especies son de vida marítima.

El cormorán Grande es una especie muy vistosa, de tamaño mediano tirando a grande, con el plumaje completamente negro, y un pico amarillo anaranjado que le caracteriza. Es un ave colonial y pescadora, que se zambulle en el agua para buscar sus presas. Durante el invierno muchos ejemplares procedentes de Europa se unen a los residentes de nuestros embalses.

Por una vez hay que decir que no se trata de una especie amenazada, más bien habría que decir todo lo contrario, sus poblaciones están en muy buen estado y van en aumento.

No hace falta que os diga que los cormoranes no están solos en nuestros embalses, muchísimas otras especies de aves acuáticas les acompañan, haciendo de estos lugares auténticos paraísos para la observación de la fauna. En muchos de estos embalses, el de Santillana por ejemplo, existen casetas de observación.

Somormujos en el embalse de Santillana

Gaviotas, patos, cigüeñas, tanto blancas como negras, Garzas, Somormujos, hasta la visita de las Grullas en el mes de Noviembre. Y no olvidemos que en muchos de estos parajes ha hecho de nuevo acto de presencia ni más ni menos que la Nutria, Lutra lutra, así que no se que esperáis para coger vuestros prismáticos y telescopios y salir ahí afuera a disfrutar del maravilloso espectáculo que nos brindan los embalses. Sin lugar a dudas toda una aventura, a las puertas de casa y gratis.


Texto: Máximo Muñoz Escribano

Documentación Gráfica: Creative Commons


 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *